Blog

Tipos de tienda online

Las tiendas Online son cada vez más populares entre los usuarios. Pero ¿conocemos las diferencias entre los distintos tipos de tienda online? 

Cuando una marca se dispone a comenzar a vender sus productos online, y no ha tejido una estrategia clara de negocio que justifique una mayor inversión inicial, lo habitual  suele ser que empiece por vender en un e-marketplace o tipo de comercio electrónico cuyo símil podría ser el de un mercadillo donde se agrupan muchas pequeñas tiendas.

Cada una por separado no atraería al usuario, pero juntas son una opción interesante, ya que ofrecen al visitante una amplia y variada selección de productos en un único lugar. Los e-marketplaces más populares son eBay o Amazon.

Para el vendedor que empieza, los e-marketplace tienen interesantes ventajas. La inversión inicial es baja o nula y además, todo está diseñado, solo hay que subir el inventario a su plataforma. Así, el vendedor podrá lograr una mayor exposición de sus productos, que aparecerán cuando el usuario haga una búsqueda dentro de estos portales, que visitan cada mes millones de personas.

La mayor desventaja de los e-marketplace es que sus tarifas suelen ser más elevadas. En casi  todos los servicios, hay comisiones por venta significativas, que añadidas a la comisión de la plataforma de pago pueden llegar a suponer hasta un 10% del precio de venta. Además, algunas plataformas como Amazon cobran también un fijo mensual y una tarifa por cada referencia que subamos.

A pesar de todo esto, son una buena opción para comenzar a vender online y explorar nuevos mercados, aunque el margen de beneficio sea menor. Además de que no hay que hacer inversión inicial, podemos ganar una exposición que difícilmente lograríamos montando nuestra propia tienda online independiente.

Usar una plataforma de venta online de terceros

Una de las mayores barreras con la que se encuentran los negocios a la hora de montar una tienda online es la tecnología. Crear una plataforma de venta online propia conlleva una inversión significativa que es complicado amortizar y, además, es un riesgo que asumimos si al final la incursión online del negocio, no termina de resultar. Por eso, usar una plataforma de venta online de terceros se plantea como una buena opción también para aquellos que tengan una estrategia clara pero prefieran evitar los quebraderos de cabeza y el coste que implica desarrollar una plataforma propia (informáticos, servidores, mantenimiento, etc.).

Estas plataformas ofrecen al cliente la posibilidad de crear una tienda online con solo unos pocos clicks, ya que basta con registrarse, elegir alguna de las muchas plantillas que ofrecen, personalizarla con nuestra imagen gráfica (logotipo, colores corporativos… ) y subir nuestros productos. El resto ya está hecho: control de stock, gestión de pagos y carritos de compra…,  todo lo que hace falta, implementado desde el primer día y sin problemas. 

Existen varias plataformas especializadas en ofrecer estos servicios, como 3DCart, Bigcommerce, Magento, Oleoshop, Opencart, OScommerce, Prestashop, Shopify, Volusion, WordPress o quarespace.

Otra opción es desarrollar una plataforma de venta online propia, paso arriesgado que solo se recomienda a quienes tengan un plan de negocio claramente definido o a quienes las plataformas anteriores se les hayan quedado pequeñas, ya que los costes y tiempos de desarrollo son mayores, requiriendo los servicios de terceras personas. A favor tiene que tendremos un mayor control sobre nuestra plataforma y que la personalización puede ser mayor.

Los tipos de comercio electrónico

El e-commerce es solo el término principal, pero existe un trasfondo donde podemos encontrar diferentes tipos de comercio electrónico que se clasifican de acuerdo al entorno, los participantes, características, ventajas y desventajas únicas. El comercio electrónico consiste principalmente en intercambiar información comercial, ya sean productos o servicios, siempre en la red.

Debido a que el mercado tiene diversas necesidades, las técnicas empleadas en el e-commerce se adaptaron para satisfacer a cada uno de los involucrados, de manera que hay  varios tipos de comercio electrónico.

El B2B es la abreviación de business to business (negocio a negocio), y es aquel en donde la transacción comercial únicamente se realiza entre empresas que operan en Internet, lo que significa que no intervienen consumidores. Existen diferentes formas de este tipo de comercio. En una de ellas, el mercado está controlado y únicamente acepta vendedores en busca de compradores. En otra es el comprador quien busca proveedores. Además, también puede darse el caso de que los intermediarios busquen que se genere un acuerdo comercial entre vendedores y compradores.

El comercio electrónico B2C, también conocido como business to consumer (negocio a consumidor), es aquel que se lleva a cabo entre el negocio que en este caso es una tienda virtual, y una persona interesada en comprar un producto o adquirir un servicio. Tiene diferentes ventajas, ya que el cliente puede acceder a la tienda virtual desde cualquier lugar a través de un dispositivo electrónico, lo que le facilita una compra cómoda y rápida. Por otro lado, se tienen actualizadas las ofertas y los precios de manera constante para la comodidad del cliente. Además, el soporte al cliente se puede proporcionar de manera directa por diferentes medios, como chat en vivo, redes sociales, correo electrónico o Skype.

Aquí es donde participan los intermediarios online y se incluye a todas las plataformas de comercio electrónico. Esto se trata principalmente cuando se integran compañías que facilitan las compras entre los clientes y las tiendas virtuales, a cambio de un pago. Las empresas facilitan a los usuarios que interactúan en áreas similares de interés, y que además incluyen un sistema de pago. 

La relación comercial business to employee (negocio a empleado) se centra principalmente entre una empresa y sus empleados. Esto es el comercio B2E, es decir, son las ofertas que la propia empresa puede ofrecer a sus empleados desde su tienda online o portal de Internet, que servirán de impulso para una mejora en el desempeño laboral. Este tipo de comercio electrónico se ha convertido en un tema novedoso en empresas para generar competencia entre sus empleados.

Más allá de una opción, es un portal en donde los empleados pueden utilizar algunos recursos de la empresa. El empleado tiene la posibilidad de hacer trámites internos en este micro sitio empresarial, que  una vez en la red, llega a manos del encargado. Algunas de sus ventajas son la reducción de costos y tiempos en actividades internas, el dar a los empleados oportunidades únicas de comercio electrónico al tiempo que le motiva y fideliza con la empresa.

Otro tipo de comercio es el C2C. Cuando una persona ya no utiliza algún producto y busca ofrecerlo en venta, puede utilizar el comercio electrónico como medio para realizar esta transacción con otro consumidor. Este tipo de comercio se conoce como consumer to consumer (consumidor a consumidor).

Se sigue el mismo proceso de compra del comercio electrónico tradicional. Algunas de las ventajas son reutilización de productos, compras a menores precios y con ofertas únicas en el medio.

Nos queda el G2C. Cuando un gobierno permite que los ciudadanos realicen sus trámites en línea a través de un portal, se realiza el conocido comercio goverment to consumer (gobierno a consumidor), y se considera un tipo de comercio ya que se paga un trámite y se puede acceder a la información en línea en cualquier momento. Algunas de las ventajas son ahorro en tiempo, trámites más rápidos y seguros, respaldo electrónico y costos más bajos. Aunque estos tipos de comercio electrónico no son los únicos, son los más utilizados de manera cotidiana.

La gestión de tienda on line en Gureak Marketing

En Gureak Marketing somos especialistas en la gestión de todos los procesos relacionados con una tienda online, es decir, tenemos experiencia en la gestión de servicios de comercio electrónico, desde la creación de una tienda online, su gestión, el almacenaje de productos y la logística.

Ofrecemos servicios para la gestión operativa de la logística en proyectos de comercio electrónico, empezando por el almacenamiento, siguiendo con la manipulación y terminando con la entrega. Ponemos a disposición de nuestros clientes una plataforma de seguimiento online que les permite saber la situación real y trazabilidad de los pedidos. Desarrollamos plataformas de comercio electrónico acompañadas de servicios de dinamización y comercialización que responden a las necesidades de cada uno de nuestros clientes.

Además, tenemos una atención al usuario multicanal, basada en los soportes digitales, como redes sociales, correo electrónico y teléfono de atención.


Servicios Relacionados

Te ofrecemos estos servicios relacionados

BLOG

Flex Banner
© 2021 DESARROLLADO POR
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información sobre las cookies a través nuestra Política de Cookies.
Continuar