Blog

Digitalización de Fotografias

Digitalizar las antiguas fotografías que guardamos con cariño es una tarea ardua y quizás algo complicada. Con estos sencillos quizás te resulte más fácil esta labor. 

A nuestro alrededor observamos como desde hace unos años cada vez más todo lo que nos rodea es digital, y la fotografía también. Casi nadie usa ya carretes y cámaras analógicas, las cámaras digitales sean hecho las reinas del mercado. Pero todavía encontramos en nuestras casas muchas fotos antiguas que no las tenemos en formato digital, y sería muy interesante poder hacerlo.

Todos pensamos que sería interesante poder recuperar todas las fotografías en papel que se encuentran en casa de nuestros padres y poder realizar una digitalización de las mismas para conservarlas mejor.

La digitalización es el proceso que nos permite convertir una señal analógica en una digital. Cada vez se opta más por digitalizar fotos o documentos antiguos para poder consultarlos y evitar que desaparezcan algún día, y esto resulta posible con un equipamiento medio, un escáner estándar o una cámara digital al uso.

Si nos ponemos a realizar esta ardua tarea y no lo dejamos en manos de una empresa de digitalización, deberemos tener presentes una serie de condiciones.

Es necesario tener un escáner, la mayor parte de los escáneres que hay en el mercado son de gran calidad. Aunque es preciso tenerlo calibrado para poder realizar la digitalización de la mejor forma posible y que los colores de las fotos en papel se parezcan lo más posible a la copia digital. El escáner de mesa es siempre una opción para la digitalización de imágenes perfectamente encuadradas, enfocadas y sin interferencias de la luz ambiente. El único inconveniente es que es un método más lento y no todos los documentos valen para un escáner.  El proceso de escáner se realiza en dos pasos:

-  Escaneado: se coloca el papel con la imagen sobre el cristal. Bajo este se encuentra una lente que realiza el barrido del contenido de la hoja, el cual es convertido en una sucesión de unos y ceros.

-  Indexado: almacena la imagen en una base de datos asignándole un nombre. Cada imagen escaneada se guardará en un archivo individual.

No sólo las fotos, hay muchos documentos que se pueden digitalizar. En una empresa por ejemplo se puede digitalizar contratos, seguros, etc, para tenerlo más accesible. También se puede digitalizar albaranes y pedidos de clientes para poder tener una mejor organización de los movimientos. Para una empresa resulta práctico digitalizar documentos como esquemas e incluso mapas que haya elaborado, o facturas y tickets para hacer las tareas de administración más cómodamente.


Para escanear textos es necesario contar con un software especial para escáner que permite reconocer los caracteres escritos e interpretarlos. Entre los diferentes tipos de escáner se encuentran:

1.- De sobremesa o plano: es el más habitual. Se trata de un escáner que ocupa poco espacio en el escritorio y que permite escanear páginas sin tener que soltarlas.

2.- De mano: sus limitaciones a la hora de escanear han hecho que prácticamente ya no se utilicen, aunque son muy prácticos para imágenes pequeñas, como por ejemplo digitalizar firmas.

3.- Escáner de rodillo: la hoja es arrastrada por un rodillo que la hace pasar por una ranura dónde el capturador caza la imagen.

4.- Para transparencias: son más caros y tienen mayor resolución. Van orientados especialmente a las empresas.

Antes de comenzar con el escaneo es necesario comprobar el ajuste de ciertos valores como el brillo, la saturación, contraste e incluso la temperatura de color. Pero lo más conveniente es crear un perfil, donde sepamos que en ese perfil hemos dado con el ajuste que buscamos.

Al igual que el escáner es preciso el cd del software y los drivers, son muchas las especificaciones que habría que tener en cuenta, entre ellas la resolución del escaneo. La resolución no tiene que ser inferior a 300 ppp, con valores inferiores perderíamos información.

La siguiente acción la tendríamos que fijar en la elección de formato, podríamos elegir TIFF o JPEG. El formato TIFF es muy utilizado en bibliotecas para la conservación de imágenes digitales de libros históricos. El peso es el gran problema, puesto que pesan mucho las imágenes.

Yo me inclinaría por un JPEG de calidad alta, con lo cual podríamos ahorrar mucha cantidad de espacio en disco y serían imágenes mucho más manejables.

Es importante tener la superficie del escáner limpia, sin motas de polvo, al igual que la lente, puesto que, si la lente está sucia, podríamos arruinar todo el trabajo realizado durante muchas horas. Y después, una vez digitalizadas, el recorte y enderezado de las fotografías,

Una vez escaneadas las fotos, vendrá una parte igual de importante: el nombrado, el etiquetado y la clasificación de los archivos. Dedica a esta tarea también el suficiente tiempo y te garantizo que lo valorarás mucho a futuro cuando trates de encontrar las fotos que escaneaste.


Ventajas de la digitalización

La digitalización de fotografías y otro tipo de documentos es una opción que cada vez utilizan más empresas ya que aporta numerosas ventajas. Para empezar, la digitalización de documentos permite contar con un mayor espacio de almacenamiento físico, que se puede destinar a otros fines.

La ventaja que tiene digitalizar documentos es que se puede disponer de ellos por un periodo de tiempo superior y sin deteriorarse, además de evitar gastar papel de manera innecesaria. Con la digitalización aumenta la seguridad de los documentos ya que se pueden configurar para que sólo tengan acceso algunas personas. Este proceso supone una ventaja organizativa y funcional, ya que facilita el acceso, la edición y la distribución de dicha información, lo cual agiliza trámites y proyectos.

La digitalización de fotos tiene muchas ventajas como:

  1. Ganar espacio: Pilas y pilas de papeles vs. un simple CD.
  2. Facilidad de acceso: No es necesario revisar caja tras caja de papeles, todos los documentos se encuentran a un clic de distancia.
  3. Rapidez: Lo que llevaba 10 minutos ahora puede realizarlo en 1.
  4. Reducción de costos: Una vez digitalizada la información, el envío y la consulta de la misma no tiene ningún costo adicional.
  5. Facilidad de distribución: Puede enviar la información que desee a través de e-mail o de su propia página web.
  6. Seguridad: Es usted quien decide las autorizaciones para acceder a los distintos tipos de documentación.
  7. Conservación de la información: La calidad del documento no se deteriora con el paso del tiempo.
  8. Innovación: Se trata de una nueva herramienta de trabajo para optimizar recursos.
  9. Conexión: Comparta datos con varias personas que se encuentran en lugares diferentes en tiempo real. En caso de mudanza de oficina sólo se desplazan unos cuantos discos en lugar de cajas y cajas de papeles.
  10. Calidad: Dinamiza los procesos creando un flujo de trabajo más veloz.


La digitalización de fotografías y otro tipo de documentos es algo que podemos realizar cada uno en nuestra casa. Quizá esta sea una buena opción si no tenemos demasiadas fotografías o si contamos con tiempo suficiente.

Sin embargo para grandes volúmenes de fotografías o documentos, lo mejor es dejarlo en manos de profesionales que cuentan con los instrumentos y la tecnología suficiente para poder digitalizar grandes volúmenes de fotografías y documentos.   

En Gureak Marketing contamos con maquinaria moderna y las últimas tecnologías en el campo de la digitalización. Nuestro personal cuenta con año de experiencia y saber hacer digitalizando todo tipo de documentos.


Servicios Relacionados

Te ofrecemos estos servicios relacionados

BLOG

Flex Banner
© 2021 DESARROLLADO POR
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información sobre las cookies a través nuestra Política de Cookies.
Continuar