Blog

trazabilidad a cliente

Trazabilidad del servicio al cliente

En la logística de transporte ofrecer una buena gestión de la trazabilidad, saber donde está el pedido en cada momento, resulta sinónimo de un buen servicio.

La información de trazabilidad debe estar en todo momento al servicio del cliente que ha contratado un producto y necesita tener todas las garantías para poder confiar siempre en nuestra labor.

Los procesos logísticos deben estar bien identificados a través de códigos de barras u otras tecnologías más avanzadas. Las acciones de Marketing directo tienen que desarrollar etapas claras y contundentes para que el cliente se quede satisfecho con la labor realizada.

Tener el conocimiento de la trazabilidad de un artículo le permitirá, tener un control mayor sobre las incidencias que puedan surgir y a la vez gestionar las soluciones de una manera más eficiente.

Dentro de labores de logística que desarrollamos en Gureak Marketing para que el cliente pueda disponer del mejor servicio posible, existen variadas acciones como la gestión de recepción de pedidos, la preparación de envíos, la atención al cliente on y off line, la logística inversa y todo lo relacionado con el e-commerce y el comercio electrónico. En esta misma web, puede encontrar abundante información sobre nuestros modos de funcionamiento a la hora de llevar a cabo estas acciones. 

Que es la trazabilidad en logística

Nos referimos a la trazabilidad como un conjunto de medidas y procedimientos cuyo objetivo es registrar e identificar todo el proceso que sigue una mercancía en su tránsito desde su origen en un centro de producción hasta su destino final, en el cliente. Con la trazabilidad se consigue saber dónde y en qué condiciones se encuentra, en cada momento, el producto, dentro de la cadena de suministro.

Mediante una trazabilidad bien gestionada se puede saber siempre cuál es la procedencia de un producto, así como sus componentes y mucha más información sobre el mismo. Igualmente se puede saber todo el proceso que dicho producto sigue durante su distribución. La trazabilidad ayuda a mejorar, verificar y asegurar los artículos.

Tipos de trazabilidad logística

La trazabilidad, gracias a la serie de ventajas que ofrece en el campo de la distribución se ha convertido en un elemento importante en la industria logística. Mediante una buena gestión de la trazabilidad se consigue identificar errores a lo largo de la cadena de suministro, de esta manera se mejora la confianza de los consumidores de cara a la adquisición de productos y servicios. Además, resulta de vital importancia en ciertos sectores, como el farmacéutico o el de la alimentación, que requieren de un seguimiento preciso de la distribución de los productos y a veces de cierta urgencia y una precisa rastreabilidad. El objetivo final de la trazabilidad es saber dónde y en qué estado se encuentra el producto en todo momento.

Se considera que son tres los tipos o fases de la trazabilidad, que se diferencian principalmente según el punto de la cadena de suministro en el que se encuentre el producto. Tipos de trazabilidad:

  • Trazabilidad ascendente

La trazabilidad ascendente es también conocida como trazabilidad hacia atrás. Este tipo de trazabilidad es aquella que se dedica a conocer el origen de una materia prima al detalle, se centra en el control exhaustivo de todos los productos que se reciben por parte de los proveedores. La trazabilidad ascendente se informa de quién recibimos las materias, de qué se trata, cuándo se ha recibido, el número de lote del proveedor, los resultados de controles higiénicos-sanitarios en el caso de que fueran necesarios, los tratamientos y medidas correctoras que se han aplicado y a qué se destinarán. Para ello realizar un registro preciso y adecuado del producto es fundamental.

  • Trazabilidad de procesos

Esta clase de trazabilidad, también conocida como trazabilidad interna se centra en el proceso de transformación interno de la materia prima, realizado normalmente, dentro de las instalaciones de nuestra empresa. En esta fase es importante conocer cuándo se ha modificado el producto con que elementos se ha mezclado, en qué cantidades, cuál ha sido el resultado obtenido, cuales son los principales componentes del mismo y qué características tiene el producto final.

  • Trazabilidad descendente

La trazabilidad descendente también conocida como trazabilidad hacia adelante está centrada en la fase en la que los productos ya están preparados y dispuestos para su expedición, o lo que es lo mismo, se refiere a la distribución del producto hacia el cliente final, monitorizando el proceso de transporte. En esta fase cobra importancia el saber la fecha de salida, el número de lote, la cantidad, la dirección final a la que se envía, las posibles incidencias y el estado en el que se entrega.

Ventajas de la trazabilidad en la logística

En logística la trazabilidad facilita de manera importante la labor de ordenar los trámites a realizar y la gestión de las mercancías. Junto a ello, permite tener un mayor conocimiento sobre cualquier producto desde un extremo al otro de la cadena de producción, teniendo así, tanto el fabricante, como el vendedor y el consumidor final del producto una mayor exactitud sobre el producto.  

Entre las ventajas de la trazabilidad logística destacamos las siguientes:

  • Planificación de los procesos de producción

Mediante la información facilitada por el proceso de trazabilidad se obtendrán datos detalladas sobre las ventas realizadas. Sabremos cuando se vende más un producto, que producto es el que más ingresos genera, en que zonas geográficas se vende más un determinado producto, etc. Gracias a esta información se podrá realizar una mejor planificación de la producción, fabricando las cantidades necesarias conforme las demandas del mercado.

  • Transparencia

Todo los pasos y movimientos que se dan en la cadena de suministro de un producto quedan registradas y se recoge cualquier incidencia. Desde el momento de la elaboración del producto hasta que llega al consumidor final, responsables de cada acción recogen los datos necesarios para el control del proceso. La información que se recoge abarca todo tipo de aspectos; fechas de fabricación, materiales o ingredientes, origen, especificaciones técnicas, etc.

  • Eficiencia de la cadena de suministro

La implementación de un sistema de trazabilidad optimiza la coordinación entre los diferentes departamentos de la empresa. De esta forma se consigue unificar todo el proceso, desde la fabricación o recepción hasta la entrega final a cliente

  • Control de calidad

Al llevar un rastreo preciso del producto, si se detecta un defecto en el producto que hay que retirar del mercado, gracias a la trazabilidad podemos determinar con exactitud qué lotes son los afectados y dónde se encuentran. Se puede detectar no conformidades durante el mismo proceso de fabricación, pudiendo aplicar las medidas correctivas a tiempo.

  • Protege la marca de imitaciones

En el mercado globalizado actual los intentos de imitaciones de escasa calidad, sobre todo respecto a marcas consolidadas y de renombre son cada día más numerosos y de mayor precisión. Gracias a la trazabilidad se puede distinguir también más fácilmente el original de la imitación, siendo esto una importante herramienta para detectar imitaciones y poder así combatir contra las estafas más importantes que existen en la actualidad.

Mediante la trazabilidad se puede conocer la ubicación en todo momento del producto, así como el camino realizado y los cambios y transformaciones que ha sufrido. Igualmente, se tendrá constancia de toda incidencia que haya experimentado durante su fabricación y transporte hasta el punto de entrega. La trazabilidad es importante en cualquier proceso industrial y comercial.

 

Tecnologías para aplicar la trazabilidad en la logística

Para poder realizar una buena trazabilidad la tecnología resulta un recurso imprescindible. Entre las numerosas herramientas tecnológicas que se emplean destacamos las siguientes:

  • Códigos alfanuméricos

Los códigos alfanuméricos son muy utilizados en la logística, gracias a su serie de caracteres, generalmente cifras y letras, impresos en las etiquetas de productos o contenedores se puede hacer un seguimiento precios y diferenciado de cada producto.

Su implantación es relativamente sencilla y no requiere realizar una gran inversión. Un factor a vigilar es el fallo humano que puede afectar y condicionar la eficacia de la logística y traer consigo costes añadidos.

No hay ninguna codificación estándar, cada empresa tiene su propio sistema de codificación, lo que a veces complica la interacción con agentes externos.

  • Código de barras

Otra opción económica para realizar la trazabilidad de un producto es asociar elementos de la cadena de producción y suministro con un código de barras.

Cuenta con ciertas ventajas en comparación con los códigos alfanuméricos siendo más precisos y reduciendo la posibilidad del error humano.

El único inconveniente es que es necesaria la intervención de una persona para que el lector de código de barras cumpla con su función, por lo que en este sentido la automatización es sólo parcial.

  • Tecnología de Identificación por Radiofrecuencia (RFID)

La tecnología de identificación por radiofrecuencia permite la identificación, localización y comunicación mediante ondas de radiofrecuencia. En este sistema dos son los principales elementos; una etiqueta y un lector, mediante los cuales realizaremos el seguimiento del producto, mediante un software que es el que sirve para realizar la transmisión de datos entre el sistema RFID y el sistema de gestión de datos de la empresa que realiza el seguimiento del producto

La función de las etiquetas RFID es la de transmitir la información registrada en su memoria, información que llega a los lectores, los cuales envían esos datos al software central, que se encarga de procesarlos como paso previo a la integración con el sistema de gestión de la empresa.

 

Geolocalización y logística

La geolocalización es un concepto relativamente reciente que ha cobrado valor y que ofrece muchas ventajas a la trazabilidad logística si se utiliza de un modo operativo pero que nos puede suponer demasiadas ataduras si nos obsesionamos con los aspectos más negativos. 

Hasta hace no demasiados años, los teléfonos móviles ni estaban implantados, ni tenían la importancia que hoy tienen en nuestra forma de vida. Quienes los tenían sólo los sacaban de casa en ocasiones, mientras que ahora es al revés. 

Lo cierto es que antes vivíamos sin teléfono móvil y lo mejor de todo: sobrevivíamos. Esto nos puede dar una pista para algo tan curioso y fundamental como que los dispositivos electrónicos debieran de estar a nuestro servicio y no ser nosotros esclavos de ellos. Aspectos como la reflexión o la pausa podrían ser incluidos en nuestros mecanismos de operatividad y funcionamiento al ejecutar acciones mediante estos aparatos que en ocasiones centramos exclusivamente en un alto ritmo de flujo de comunicación. 

Probablemente estemos de acuerdo en que ciertos planteamientos diferían de los actuales, aunque el trabajo en sí de transporte siga rigiéndose por conceptos similares. Nada cambia del todo, sin embargo, todo evoluciona y la trazabilidad logística ha llegado para quedarse y mejorar todo el proceso de creación y distribución de productos.

 


Servicios Relacionados

Te ofrecemos estos servicios relacionados

BLOG

Flex Banner
© 2021 DESARROLLADO POR
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información sobre las cookies a través nuestra Política de Cookies.
Continuar