902 335 333
Está usted en:

6 Octubre
El Marketing Social y los medios sociales

El social marketing es, atendiendo a la Wikipedia, la aplicación de las técnicas de la mercadotecnia para el análisis, planteamiento, ejecución y evaluación de programas diseñados para promover la aceptación, modificación, rechazo o abandono del comportamiento voluntario de las personas a fin de ayudarles a mejorar su bienestar y el de su sociedad. Se trata por lo tanto, de aplicar técnicas de marketing para dar respuesta a temas  sociales.

Por otra parte, en la actualidad, el marketing en redes sociales agrupa estrategias para potenciar una marca en blogs, foros o redes sociales, teniendo en consideración el posicionamiento SEO y el SEM, es decir el posicionamiento en buscadores orgánico y el posicionamiento de pago.

A la hora de elaborar un plan de medios sociales hay que fijar los objetivos de la empresa en el marco digital. Estos deben ser específicos, medibles, realistas, deben tener una fecha para cumplirlos y personas que se responsabilicen de ejecutarlos.

Hay que diseñar un plan de comunicación. Elegir qué redes sociales son adecuadas para cada marca y no estar por estar en una plataforma social, sino publicando aspectos que interesen a tu target y creando una agenda con diferentes fases para llegar a los objetivos.

También es fundamental tener planes para hacer frente a posibles crisis de reputación online. Nadie está fuera del peligro de tener una crisis y es necesario disponer de protocolos de actuación ante situaciones de malos entendidos o de alguna queja de un cliente molesto; más vale prevenir que lamentar.

El plan de social media marketing debe tener cierta flexibilidad. En redes sociales son fundamentales las interacciones con los clientes, que son siempre impredecibles y hay que estar preparado para variar matices en las hojas de ruta.

Diferentes técnicas de social marketing

Cada vez se utiliza más el Smartphone que le está ganando terreno al ordenador de escritorio. Además está subiendo como la espuma el vídeo como estrategia de marketing. En este sentido, una buena idea es crear tu propio canal de vídeo o televisión para tu marca.  

El vídeo sumado a tipos de publicidad como la programática, da como resultado una publicidad menos invasiva para los clientes. Son necesarios los anuncios nativos, con contenidos de valor para los consumidores. Si utilizamos publicidad invasiva, debemos de tener en cuenta que existen bloqueadores. Lo ideal es crear vídeos y contenidos de calidad también en publicidad, de forma que no sólo eviten ser bloqueados, sino que puedan ser compartidos por los clientes.

También está creciendo cada vez más el comercio electrónico y las redes sociales están incorporando botones de compra. Facebook por poner un ejemplo ha incluido un Marketplace recientemente. Si el usuario puede acceder a la compra desde la plataforma social el proceso es más directo.

Otro de los temas de actualidad en marketing social es que cada vez es más fácil conseguir datos sobre el público objetivo al que queremos llegar. Podemos echar mano de la micro segmentación realizando campañas para audiencias muy escogidas y eso nos permitirá llegar eficazmente a nuestros usuarios potenciales.

Tanto en blogs, como en redes sociales y en especial en las redes de vídeo, se han convertido en  tendencia en los últimos tiempos los influencers que aportan viralidad a los contenidos y potenciar la imagen de marca.

Profundizando en el social marketing

Para el experto en la materia, el estadounidense Alan Andreasen, el marketing social es la aplicación de las técnicas de marketing comercial para el análisis, planteamiento, ejecución y evaluación de programas sociales. Dichos programas están diseñados para influir en el comportamiento voluntario de la audiencia con el fin de mejorar su bienestar y el de la sociedad en su conjunto.

Las tesis de Andreasen defienden que el marketing social es la aplicación de las técnicas del marketing comercial para el análisis, planteamiento, ejecución y evaluación de programas diseñados para influir en el comportamiento voluntario de la audiencia objetivo para mejorar su bienestar personal y el de su sociedad.

En el marketing social, el proceso es continuo y el núcleo es el destinatario. Los destinatarios son siempre parte de un proceso que debe comenzar por la investigación, para estudiar las necesidades, deseos y percepciones del público objetivo. Tiene un importante componente de cambio en actitudes, pensamientos y sobre todo en hechos. Hoy en día, el marketing social ha incorporado las técnicas de los medios sociales para sacar adelante sus objetivos.