902 335 333
Está usted en:

6 Julio
Marketing programático

En términos de marketing, una compra programática es aquella adquisición publicitaria que se hace a través de una máquina. Hablamos de una tecnología que permite automatizar el proceso de compra, la colocación de anuncios y la optimización de la publicidad, en sustitución de los métodos tradicionales. Por medio de una plataforma, los anunciantes pueden comprar anuncios. Esta técnica, permite dirigir campañas publicitarias a segmentos de usuarios concretos, basándonos tanto en datos recabados mediante el análisis, como en datos genéricos sobre audiencias en los que buscaremos similitudes que podremos aprovechar para nuestras campañas.

Mediante la personalización, podemos analizar el comportamiento de los usuarios y realizar recomendaciones en medios externos, redes sociales, página web, correo electrónico o SMS. Con el conjunto de estas técnicas, podemos ofrecer al usuario lo que desea en el momento preciso.

¿Es el marketing programático el futuro?

Esta forma de marketing permite automatizar el proceso de compra, la inserción y optimización de anuncios. Antes, esto se hacía mediante las llamadas telefónicas. Ahora los anunciantes pueden comprar anuncios igual que comprarían cualquier otro tipo de producto.

Sólo en EEUU, se prevé que el gasto en marketing programático se acerque a los 10 millones de dólares este año, lo que supone la quinta parte de los anuncios digitales.

La fragmentación de los medios y el rápido desarrollo de medios de comunicación personalizados hace casi inviable para los anunciantes mantenerse al día. El crecimiento de Pinterest y Flipboard son sólo dos ejemplos de cómo puede variar el panorama digital rápidamente. Los anunciantes están confiando cada vez más en amplios grupos  de datos y programadores que pueden personalizar la entrega de sus mensajes de forma relevante a sus audiencias objetivo. El marketing programático, entendido como la práctica de entregar estos mensajes de forma dirigida, es todavía relativamente nuevo pero también parte del futuro del marketing online.

Uno de los nuevos retos para los responsables de marketing digital es encontrar a los consumidores en los diferentes canales y dispositivos. Seguir a un consumidor de su ordenador, a su Smartphone y de éste a la Tablet permite dirigirse a los consumidores con mayor precisión que nunca. Hoy en día los anunciantes poseen muchos datos sobre los usuarios.

En este blog ya nos hemos referido en algún post al retargeting o remarketing, técnica de marketing online que busca impactar con anuncios a usuarios que antes ya han interactuado con la marca. Puede ser que hayan visitado la web, abierto un email o que hayan hecho click en un determinado enlace web como un foro.

En el marketing programático se realiza la entrega de los anuncios en tiempo real. Así, los anunciantes pueden elegir la cantidad que están dispuestos a pagar para llegar a su target.

Este tipo de marketing está expandiéndose rápidamente más allá de la publicidad de display para, por ejemplo comunicar ofertas específicas a través del correo electrónico. Supongamos que tiene una tienda de comercio electrónico y que sabe que uno de los suscriptores de su boletín ha visitado la página de un producto específico, querrá que el siguiente correo electrónico que el usuario reciba destaque ese producto y que el correo electrónico le llegue lo antes posible. De la misma forma, si otro de sus suscriptores acaba de leer un comentario online de su producto, querrá asegurarse de que reciba al instante información sobre ese producto.

Recalcamos la idea de que no es lo mismo que el comprador esté utilizando un ordenador en su casa, una Tablet fuera de su casa o un Smartphone en el punto de venta. Si bien, los mensajes generales deben seguir siendo coherentes, cuanto más personalizadas sean las ofertas, mayor será el éxito que conseguiremos.

La publicidad online es ya una realidad, a tiempo real, geolocalizada y manteniendo la privacidad. Aquí son las cookies las que identifican al usuario. De hecho, el marketing programático no identifica a usuarios, sino a dispositivos y navegadores, de manera que no almacena datos personales. 

Cross-channel marketing

Una de las dificultades que tiene el marketing programático es poder seguir a sus usuarios en los diferentes dispositivos que utiliza, que pueden ser Smartphone, ordenador portátil o televisión conectada. Un usuario puede navegar a la mañana con el móvil, hallar ese anuncio y después culminar la compra en su portátil. 

Geomarketing

A través de sus dispositivos móviles, ya se puede mostrar publicidad de una tienda o en la propia tienda. Esto es importante para la promoción de compras.

TV conectada

Las TV conectadas con acceso a servicios de streaming ofrecen un nuevo canal por el cual los anunciantes pueden impactar a su público objetivo, siendo el marketing programático la tecnología que ofrecerá esta publicidad de forma eficiente,  personalizada y mediante pujas en tiempo real. La combinación de ambas técnicas puede dar con un resultado asombroso. El Marketing programático tiene tecnología para ofrecer esta publicidad.

Si las máquinas realizan las tareas automatizadas, las marcas y sus agencias tienen la oportunidad de centrarse en elaborar mensajes de marketing brillantes. Esa es una de las ventajas del marketing programático. Las marcas pueden sacar provecho de los datos actualizados al instante para decidir cuál es la publicidad más adecuada para cada momento. No cabe duda de que hoy en día la segmentación y la personalización son fundamentales.